São Paulo, una megalópolis con más 20 millones de habitantes no puede considerarse como una ciudad para hacer turismo, pero si que se le puede sacar bastante partido a algunas partes del centro, y sobre todo a su actividad nocturna. Esta vez no iba de turismo, tocaba trabajar, pero gracias a mis compañeros de T2O Brasil puede tener el pulso de algunas de las partes de la ciudad más vivas.

El Centro de Sao Paulo

Un día entero lo puede dedicar a recorrer algunas de las partes más interesantes del centro. Comienza tomando un buen café en el Pátio do Colégio en Praça Pateo do Collegio, 2 (en general, el café está bueno en todos los sitios pero aquí es ideal), es la primera construcción levantada por los jesuitas para catequizar a los indígenas del lugar. Este sitio se considera como el punto 0 de la ciudad.

Pátio do Colégio en São Paulo

Pátio do Colégio en São Paulo

Frente a esta plaza, está el monumental edificio del Tribunal de Justiça do Estado de São Paulo desde aquí, camina hasta la Catedral Metropolitana de São Paulo en Praça da Sé, es mucho más interesante por fuera que por dentro (no tiene coste la entrada); y desde aquí, puedes coger la parada de metro Sé (pasa muy rápido y cada billete te cuesta aproximadamente 3 reales) para llegar al Bairro da Luz hasta la Pinacoteca del Estado de São Paulo, los sábados la entrada es gratuita y con horarios de 10:00 a 17:30 de martes a domingos.

Catedral Metropolitana de São Paulo

Catedral Metropolitana de São Paulo

Parque da Luz en São Paulo

Parque da Luz en São Paulo

Pasea por el Parque da Luz que está junto a la Pinacoteca, y cruza la calle para ver la Estação da Luz (es la estación de trenes más importante de la ciudad, articula el metro y el sistema de trenes metropolitanos. También alberga el Museo de la Lengua Portuguesa), en el hall podrás ver un piano y el reloj que durante décadas se encargó de poner en hora los relojes de sus habitantes. Si te fijas, veras varias estaciones de tren/metro que tienen un piano en su hall para que cualquiera lo pueda tocar.

Estação da Luz en São Paulo

Estação da Luz en São Paulo

Desde la Estação da Luz, vuelve otra vez al punto de partida, coge el metro y párate en São Bento, frente a la boca de metro está el Mosteiro de São Bento (una joya benedictina con más más de 400 años. Aquí puedes ver los horarios en los que está abierta la basílica), bastante famoso también por la venta de bollería y dulces (entra y merece la pena que compres algunos de sus panetones por 20 reales).

Edificios próximos al Mercado Municipal de São Paulo

Edificios próximos al Mercado Municipal de São Paulo

Edificios próximos al Mercado Municipal de São Paulo

Edificios próximos al Mercado Municipal de São Paulo

Baja por las calles aledañas hasta llegar al Mercado Municipal de Sao Paulo (R. da Cantareira, 306) abierto de 6:00 a 18:00 horas, éste se asemeja al Mercado San Miguel (Madrid) o La Boquería (Barcelona). La planta baja está dedicada principalmente a la venta de productos de alimentación, sólo, y solo por capricho 😉 compra algo para probar, es realmente caro (hasta 5€ por mandarina, ahora podemos entender el concepto “precio turista”). En la planta alta del mercado están los restaurantes, si vienes en fin de semana, está hasta arriba, tiene muchísimo ambiente y encontrarás comida típica de Brasil, si comes aquí, tienes que tener mucho hambre, por los platos son inmensos.

Mercado Municipal de São Paulo

Restaurantes del Mercado Municipal de São Paulo

Mandarinas japonesas Kumquat en el Mercado Municipal de São Paulo

Mandarinas japonesas Kumquat en el Mercado Municipal de São Paulo

Avenida Paulista

La siguiente parada que puedes hacer es pasear por la Avenida Paulista (tiene 3 kilómetros de longuitud), auténtico centro neuralgico de bancos, oficinas y hoteles. Si tienes bicicleta, los fines de semana tienen habilitado un carril bici. Aprovecha y entra en el Museu de Arte de Sao Paulo (MASP) en Av. Paulista, 1578, la entrada cuesta 15 reales (aquí puedes ver sus horarios). Junto al museo hay un mercadillo con varios puestos, muchos de estos tienen piezas vintage en menaje, así como decoración en general.

Graffitis en la Avenida Paulista en São Paulo

Graffitis en la Avenida Paulista en São Paulo

Algunas de las fachadas de la avenida están llenas de graffitis bastante espectaculares. Esta avenida tiene un toque a la Sixth Avenida de las Americas (Nueva York) o incluso en algunos tramos la Gran Vía (Madrid).

En la Avenida Paulista. São Paulo

En la Avenida Paulista. São Paulo

Para salir Cenar/Comer

Si estás en la Avenida Paulista, come en el restaurante Charme da Paulista (Avenida Paulista, 1499), está junto a un Starbucks (esto le quita bastante encanto, la verdad), tiene una carta muy extensa y cualquiera de los platos combinados merecen la pena (el más común, es arroz con judías y un bistec).

Si estás en la zona de Itaim Bibi, acércate hasta el restaurante Ritz para comer (Rua Jerônimo da Veiga, 141), tiene muy buen ambiente y una carta bastante buena de pastas y ensaladas, es muy probable que te toque esperar un poco, pero merece la pena, mientras tanto, pide un aperitivo de bolas de arroz rebozadas, muy buenas.

O si te gusta la comida japonesa, Aoyama (Rua Bandeira Paulista, 405) es un restaurante con formato rodicio (all you can eat, básicamente) y con una carta bastante extensa. El menú de rodicio son 49 reales con mucha calidad, no va a ser necesario que hagas una segunda roda. Si llegas a la hora de la comida va a estar lleno, pero hay muy movimiento, por lo que no te va a tocar esperar.

Restaurante Chez Mis en São Paulo

Velas del Restaurante Chez Mis en São Paulo

Por la noche acércate a Chez MIS en Av. Europa, 158  (está junto al Museu da Imagem e do Som), es un restaurante de estética muy cool, con una luz muy tenue y muy buen ambiente. Tiene una carta bastante buena de cócteles (obligado probar el Bloody Mary con una zanahoria incorporada y sacada directamente del huerto) y platos (muy recomendable el pulpo a la plancha o los gnochis), está abierto hasta las 1:00 am. Desde aquí puedes ir al Bar Secreto (pertenece al mismo grupo de locales de Chez MIS), tiene sesiones de Dj’s bastante interesantes (Rua Álvaro Anes, 97), está abierto a partir de las 23:00 horas.

Sin falta no puedes perderte la feijoada los miércoles y sábabado lo sirven en casi todos los bares y restaurantes, es el plato típico brasileño compuesto de carne de cerdo en todas sus variantes, arroz, verduras, frijoles y plátano rebozado, asegúrate que ese día no desayunes ni cenes 😉  Si estás por Itaim Bibi, pásate por el Bar Aurora (un bar sencillo con mucha calidad, la jeijoada te puede costa 13€ al cambio).

La feijoada, plato típico de la Cocina Brasileña. Bar Aurora (Itaim Bibi)

La feijoada, plato típico de la Cocina Brasileña. Bar Aurora (Itaim Bibi)

Para tomar una cervezas y picar puedes ir a la Vaca Veia (R. Manuel Guedes,199 ) o São Bento (Rua Leopoldo Couto Magalhães j.r, 480). Todos ellos tienen muy buen ambiente por la tarde/noche, el concepto de tomar algo, es estar sentado en mesas. En el caso de Sao Bento te van sirviendo cañas en la mesa y eres tu quien pone el límite.

Bar Vaca Veia. São Paulo

Bar Vaca Veia. São Paulo

Acércate hasta la zona Vila Madalena, es la a zona de bares (similar a la zona de Malasaña en Madrid) más alternativa de la ciudad y hay muy buen ambiente. El formato es estar también sentado en mesas. Si llegas hasta aquí, haz una parada en São Bento (Rua Mourato Coelho, 1060) y prueba cualquier de sus caipiriñas de cachaça, vodka o de sake (este último hace las caipiriñas más suaves).

Bairro Vila Madalena. São Paulo

Bairro Vila Madalena. São Paulo

Mas alejado (al norte de la ciudad), pero parada obligatoria, es el Bourbon Street Music Club (Rua Dos Chanes, 127), en este local hay conciertos de música en directo. En Time out tienes también una buena selección de locales de la ciudad. Y hasta aquí llegué, 48 horas intensas en una ciudad muy viva.

 

Gracias a Thalita, Fernando, Tatiana, Rafael, João, Pachi, Diego, David y Pamela por ayudarme a disfrutarla 🙂

 

Leave a reply

 

Your email address will not be published.